A ver si doy un empujón al proyecto de la diana electrónica. He avanzado bastante en el software. Ya hice pruebas en su día con la librería OpenCV, y ahora es el momento de atacar la parte crítica del problema, que es la detección fiable de los dardos.

Como el problema es bastante crítico, lo primero será tener la diana con unas condiciones de luz bien controladas, con iluminación uniforme y sin sombras. Para ello he montado una estructura de madera con tira de LEDs por los lados, com se ve en la foto. El siguiente paso será conseguir unas webcams decentes. De momento las pruebas las he hecho con una webcam muy sencilla con resolución de 480px. Estoy esperando una webcam de 720px, que a parte de una mejor resolución espero que tenga mejor calidad. Finalmente también dispongo de una RaspiCam NoIR (la cámera de infrarrojos propia de la Raspberry Pi). Esta sí que tiene una buena resolución y calidad, el problema es que no es USB, y por tanto en una Raspberry Pi sólo puede haber una cámara RaspiCam.

La idea inicial es utilizar una Raspberry Pi 3, con dos webcams USB conectadas. Se trata de ir haciendo pruebas e ir controlando todas las variables y causísticas que se puedan dar. Por suerte, en todo este proceso no estoy solo, sino que hay más gente empeñada en la construcción de una diana eletrónica con dardos de punta de hierro. Concretamente el proyecto https://github.com/hanneshoettinger/opencv-steel-darts y la discusión que se genera en el grupo de Facebook de https://www.facebook.com/groups/281778298914107/. Hacía años que no entraba en el Facebook, ya veo que en las próximas semanas seré un asiduo.

Ya iré explicando mis aventuras y avances.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*