Estas últimas Navidades saqué de un cajón de casa el juego del Pong que todavía conservo de cuando éramos pequeños. Se trata del modelo Temco T-800 que mis padres trajeros de Andorra, debía ser a finales de los años 70, no puedo recordar exactamente el año. En aquella época disfrutamos mucho con el juego, era una auténtica novedad. Conectábamos la consola (en aquella época no existía la palabra consola) a la tele en blanco y negro (las teles sólo eran en blanco y negro), y procedíamos al ritual de la sintonización (para buscar el canal en que la visión era más nítida, sin ruido).

Para mis hermanos y yo aquel juego, que jugamos más que nada en Bagà, era el Temco. No sabíamos lo que era el Pong. El PONG (http://es.wikipedia.org/wiki/PONG) fue uno de los primeros videojuegos comerciales y domésticos, que popularizó Atari allá por el año 72. Poco más tarde salieron otras versiones y licencias, como el Temco, que incorporaba a parte del Tennis, el juego del Hockey (como se puede ver en la foto) y del Squash.

En casa ya no disponemos de tele con entrada de antena analógica, o sea que fuimos a casa de la vecina para que nos dejase una. Para Maria y Pere esto de sintonizar la tele y buscar el canal fue toda una novedad. Se lo pasaron en grande jugando al Temco, y en seguida le cogieron el tranquillo. Jugar al Temco fue una de las actividades programadas para la Nochebuena del 31 de enero. Hicimos una pequeña competición: cuartos de finales, semifinales y final. La final la jugamos Jan Santandreu i yo mismo, que finalmente ganó él. A ver si puedo organizar un torneo más serio de Temco con amigos y sobrinos.

Uno de los propósitos para este año 2015 será hacer un mueble que incorpore una tele de tubo, y programar un emulador lo más fiel posible al Temco original. Será mi pequeño homenaje a estas consolas primitivas. En próximos posts habrá más información al respeto. De momento tengo que conseguir una pequeña tele de tubo de 14 pulgadas. La mesita ya la tengo, una mesita redonda donde tendré que practicar un agujero cuadrado para inquibir la mesa, y cortar un vidrio redondo. Con dos potenciómetros y un botón Arcade tendría que ser suficiente para controlar el juego. El sistema tendrá un front-end para poder escoger los cuatro juegos y las diferentes opciones, y desde el frontend se tendrá que lanzar las partidas de los diferentes juegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*